¿Te preocupa el abandono del carrito de compra en tu tienda online? Te contamos cómo superar este reto con consejos para que pongas en práctica desde ahora.

 

El abandono del carrito de compras es una de las situaciones más temidas en un e-commerce. El porcentaje de usuarios que agregaron productos pero no efectuaron la compra puede ser agobiante para una tienda. Pero, estratégicamente, también puede convertirse en una oportunidad de mejora. Descubramos qué podemos hacer para evitar los abandonos e incrementar las ventas online. ¡Comencemos! 

Persona siguiendo el proceso de compra online (1)

 

El contexto: ¿por qué se da esta situación?

 

Empecemos por esclarecer: hay un indicador que surge de dividir el total de operaciones completas y el total de operaciones iniciadas pero sin finalizar. Ese porcentaje es la tasa de abandono de un e-commerce.

La pregunta que surge es, ¿por qué los usuarios se marchan sin cerrar una venta online?. Lo cierto es que no podemos asegurar la decisión tomada pero sí podemos estimar a qué se debe el cese en el proceso. ¡Veamos!


1. Registros muy extensos:

Obtener información de nuestros clientes es importantísimo, sobre todo en el registro. Pero rellenar un formulario excesivamente largo solo para concretar la compra puede ser un arma de doble filo. Por eso, en esta instancia, hay que centrarse en lo esencial e ir accediendo a la información del cliente de forma paulatina. 


2. Envíos muy costosos o con mucha demora:

Cuando un cliente está por concretar una compra y encuentra que los costos de envíos son muy elevados o que el tiempo de demora se extiende más de lo que espera es motivo de abandono de carrito de compra. La razón es que, muchas veces, el valor de envío supera el valor del producto y el cliente debería ser notificado previamente para poder tomar la decisión de seguir comprando o no. 


3. Procesos con fines evaluadores:

El usuario no siempre llega al sitio con el fin de comprar, sino que navega varias tiendas similares para investigar costos, especificaciones, envíos, formas de pago, entre otros. Y si esto sucede, ¡no está mal! Estamos frente a un potencial comprador y debemos respetar ese comportamiento. 


4. Carga del sitio muy lenta:
El tiempo de carga de un sitio influye directamente en una conversión y en el SEO. Si un cliente realiza una navegación engorrosa, con una carga lenta es posible que abandone la tienda antes de finalizar una compra.

5. Falta de optimización para mobile:

Es cierto que los clientes finalizan una compra online tanto en desktop como mobile. Y el comportamiento de los últimos años apunta a que haya crecido en la experiencia en smartphones. Por lo que si el sitio no es responsivo, ni está optimizado para mobile, podemos reducir la tasa de conversión. 

6. Información escasa:

Uno de los puntos claves en la venta online es proveer de información al cliente. Cuando ingresan a la tienda en busca de un producto que no pueden “probar” físicamente, precisan la mayor especificación para decidir si están frente a lo que buscaban o no. Escatimar en estos datos es una mala práctica que supone no solo abandonos de carritos de compra, sino posteriores devoluciones y cambios. 

 

7. Falta de seguridad:

En un e-commerce es imprescindible ofrecer un sitio seguro, encriptación de contraseña y certificados SSL: los usuarios cargan datos personales, bancarios y métodos de pago. 

Otro punto que define la experiencia de compra es contar con reseñas de productos hechas por otros clientes. Esto proporciona seguridad y confianza con la tienda. 


La mejora: evitar que el potencial comprador abandone su carrito

 

Siempre podemos mejorar los procesos y ofrecer una experiencia de compra óptima. Estos son algunos consejos que podrían servirnos.

 

1. Mejores opciones en las formas de pago:

Un e-commerce debe contar con múltiples opciones de pago. No solo centrarnos en la cantidad de métodos ofrecidos, sino en los más populares que operan según nuestro nicho. A su vez, tener la posibilidad de ofrecer financiación en cuotas es una opción muy valorada por los cliente.

Mujer realizando una compra online en un e-commerce (1)


2. Costos claros:

Desde un principio, ser muy transparentes con la información de tasas adicionales. No hay nada peor que un cliente inicie una compra y, al finalizar, encuentre costos, impuestos, envíos, recargos, servicios o tasas que suban el costo final del producto.


3. Óptima experiencia de usuario:

El proceso de compra debe ser intuitivo, sencillo y amigable. Cada elemento del sitio del e-commerce debe estar en función de mejorar la experiencia: seguridad, contenido claro y coherente, tiempos de carga rápido, filtros, categorización correcta de productos, transparencia en costos y envíos, descripciones detalladas y optimización para mobile. 


4. Ingreso sin registro:

Tener la posibilidad de ingresar al sitio sin antes registrarse, mejora el proceso. Ya que, como vimos anteriormente, el usuario a veces solo visita y evalúa el sitio. Evitar la carga de campos de formularios que sean muy extensos, recordar los datos en futuras compras y optimizar la carga de información para no abrumar al cliente antes de finalizar una compra. 


5. Ofrecer opciones de envío:

El tiempo y costo de envío es un determinante en la decisión de compra. Por eso, mientras más opciones ofrezcamos es mejor: mostrar las empresas de logística con las que trabajamos, tiempos y tipo de entrega, opciones de entrega en corto plazo, puntos de pickup, entre otros. Lo importante es que el cliente pueda escoger cómo recibir su producto. 

Hombre de DHL entregando un pedido a domicilio (1)

El seguimiento: e-mails para recuperar carritos abandonados

 

Si los clientes aún están indecisos en finalizar una compra online o si abandonaron el carrito existe una forma de recuperarlos. Para estas ocasiones se pueden utilizar los e-mails enfocados en carritos de compra abandonados. De esta manera, podremos terminar de convencer a los más dudosos o que nos consideren para una futura compra. Algunos consejos para generarlos. 


1. Elección de proveedores:
Seleccionar un proveedor de e-mail marketing que pueda automatizar el proceso para recuperar carritos abandonados.


2. Descuentos por tiempo limitado:

Según el proveedor de e-mail, se pueden crear descuentos dinámicos en los correos que se envíen. Atraer con descuentos sobre el mismo producto puede hacer que el cliente termine de decidir finalizar la compra.  


3. Crear urgencia:

Un asunto personalizado con un descuento único por un tiempo acotado genera urgencia para cerrar la compra. 


4. No solo uno, varios:
Convencer sin agotar es la premisa. Lo ideal es volver la cantidad de veces que sea necesario para que el usuario regrese al carrito, ¡sin abusar de los envíos!


Conclusión

 

El e-commerce crece a pasos agigantados. La capacidad para crear nuevas estrategias para recuperar clientes es indispensable. Lo interesante, siempre, es pensar en el proceso de punta a punta para ofrecer la mejor experiencia. A fin y a cabo, es lo que hará que nos elijan cada vez más.

 

 

Topics: E-commerce Crossborder

Compártelo en tus redes: