¿Quieres expandir tu negocio? Hoy te contamos cuáles son las claves y puntos a evaluar a la hora de enviar productos al exterior de manera exitosa. 

 

Todos hemos hablado alguna vez sobre logística internacional, pero la conversación se pone interesante cuando nos preguntamos cuándo dar el salto. Hay un antes y un después, un mundo de apuestas, y también muchos riesgos. 

 

Emprender, en los tiempos que corren, nos ponen varios desafíos por enfrentar. Salir al mundo, también. Porque es cuestión de ser valientes, sí. Pero, para perseverar en las buenas prácticas es muy importante saber qué no nos puede faltar a la hora de iniciar servicios de exportación. Desde DHL, te contamos todos los detalles que deberías tener en cuenta. 

 

Logística internacional, ¿cuándo dar el primer paso?

 

Una vez que decidimos dar el paso hacia la internacionalización, se ponen en marcha una serie de elementos de logística internacional y necesidades del cliente que deben ser atendidas. Pero, para que esto sea posible, es necesario que todas las piezas del engranaje funcionen a la perfección; así aseguramos la eficiencia y calidad que nuestros compradores necesitan. De esta manera, podemos traducir este proceso en ganancias a corto plazo.

 

Empleada de DHL parte del equipo de logística internacional buscando un paquete

Entonces, ¿qué no podemos olvidar?


a. Planificación: sabemos que tarde o temprano nuestros clientes van a requerir envíos internacionales y tenemos que estar preparados e informados para cuando ese momento llegue. Además, debemos responder con certeza según el coste que pueda generar el envío de paquetes. Y entender si podemos costearlo o no. 

 

b. Comercio exterior: averiguar hacia dónde queremos (y podemos) expandirnos es una decisión sabia. No es necesario hacerlo todo abruptamente, sino que debemos trazar un plan que incluya los destinos que iremos abarcando en un periodo de tiempo.

c. Tiempos de entrega: uno de los inconvenientes que pueden surgir si somos primerizos, es que los envíos puedan sufrir retrasos. Es muy importante hacer un seguimiento y que todos los documentos estén bien elaborados (etiquetas, nombres, destinos, códigos) para disminuir futuros problemas. 

 

d. Seguros: los envíos internacionales pueden dañarse, no es ninguna novedad. Por eso, es necesario que, en la medida de lo posible, se prevenga esta situación y se evalúen las coberturas en otros países.

Y, ahora, ¿por qué desarrollar una estrategia de logística internacional?

 

El objetivo de nuestro e-commerce, claramente, es el éxito y para lograrlo hay que trazar un recorrido. De esta manera, al internacionalizar nuestro negocio debemos contar con una estrategia de logística. Es decir, todos los pasos a desarrollar, metas a mediano y largo plazo, recursos humanos y económicos, y posibles escenarios y amenazas. 

 

Es por eso, que las claves de la estrategia de logística internacional están dadas en comprender lo que el proceso implica. Es decir, nuestro modelo de negocio, qué productos queremos exportar, hacia dónde y en cuánto tiempo deseamos empezar a percibir beneficios. Una ruta clara, en pocas palabras. Es necesario establecer indicadores que nos permitan entender si se cumplen las metas. 

 

También, las relaciones humanas y asociaciones que formen parte del e-commerce, trabajan en función de un objetivo común para aportar valor y hacer mejoras constantes.

 

Courier de DHL entregando a un cliente un paquete internacional

¿Cómo nos beneficia poner en marcha un plan de logística?


Las riendas del juego siempre las delimita el cliente: cuándo quiere el producto y dónde lo quiere. Esta situación se vio favorecida en contexto de Pandemia de Covid-19, donde los consumidores podían recibir el producto que quisieran en la comodidad de sus casas. Y, de esta forma, la logística fue un eslabón primordial en la cadena de satisfacción. Si el plan de logística internacional está bien aplicado el beneficio es inminente. El envío de paquetes se realiza en tiempos estipulados, se reducen los costes y riesgos, y no se detiene ni la producción ni la comercialización. 

 

Y, entonces, ¿cuáles son los pasos y optimización de un plan de logística?


Cuando el comercio internacional —importación o exportación— está encaminado, el producto llega en el tiempo determinado por el cliente. Para que esto sea posible se deben cumplir los siguientes pasos: 

 

a. Identificación: se deben identificar las necesidades que surjan, la demanda, los tiempos de producción, métodos de almacenamiento, periodos de almacenamiento de mercancías, posibles riesgos en cargas y descargas. 

 

b. Clasificación: comprender cuál es el momento de etiquetado y embalaje; cuáles son las normativas de aduana y comerciales de cada región donde suceda la exportación. 

 

c. Transportación: identificar los medios de transporte adecuados y los puntos de distribución para reducir la carga y descarga de productos a fin de no complejizar las solicitudes aduaneras. 

 

d. Documentación y costos: evaluar cuál será la documentación necesaria según el país, los seguros, los requerimientos de aduana y los costos que pueda significar. 

 

e. Cadena de abastecimiento: contar con un sistema de logística internacional, software con información y control, y comunicación de todas las partes de las cadenas productivas. 

 

Para optimizar todo este proceso realizado se deberán tener en cuenta todos los elementos como agentes de aduana y portuarios, sistemas de clasificación y embalaje, transportes, seguros, documentación requerida, cambios de divisas según el país y costes en general.

 

Bien, ya hemos evaluado todo, ¿cómo llevamos nuestro e-commerce a otro país?


Para que la logística internacional sea exitosa la cadena de suministro debe ser eficaz. Esto quiere decir que los aspectos operativos, comerciales y legales deben coordinarse para llevar el negocio al exterior. De esta manera, la logística de importación y exportación cobra relevancia en las etapas del suministro: producción, comercialización, distribución e información. 

 

Pero, es preciso evaluar las formas en las que se van a transportar los productos como el tipo de producto en sí, el peso y volumen de carga, el punto desde donde parte y hacia donde llega, los costes, el tipo de embalaje, los requerimientos del cliente, entre otros. 

 

Y, entonces, ¿por qué es importante elegir un partner como DHL envíos?


Un e-commerce que está en vías de internacionalizarse necesita de un sistema de distribución que lo acompañe en todas las etapas. Por eso, a nivel estratégico, la logística de e-commerce es una forma de añadir valor a la experiencia. 

 

Courier de DHL entregando los paquetes de logística internacional

 

Deberíamos observar las tarifas que proporcionan las empresas de logística en el envío de paquetes, la gestión de aduana en diversos puntos del mundo, los plazos de entrega e inmediatez, los planes que se otorgan a pequeñas y medianas empresas. Y, ahí, estaremos en condiciones de poder elegir qué empresa de logística se adapta mejor a nuestras necesidades. 

 

DHL a nivel comercio internacional ofrece una línea de negocio específica para e-commerce y PYMES, proponiendo soluciones al alcance de cualquier emprendedor, ¿listos para comenzar a salir al mundo? 

 

Topics: Logística

Compártelo en tus redes: