<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-NDTDNH6" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Tener un manejo más eficaz del inventario no solo tiene que ver con hacer estudios costosos. Con estos cuatro pasos sencillos (tecnología, seguimiento, relaciones con proveedores y administración de pedidos) puedes empezar a trabajar en la organización de tu inventario para reducir costos y tiempos.

 

Obtén beneficios tangibles en logística

 

Muchos expertos resaltan el impacto en los costos que tiene el lograr una eficacia administrativa en el inventario. En Europa, por ejemplo, el 13% de los costos totales se relacionan con la administración del inventario. Además, una buena organización impacta en la experiencia del cliente (lo que en inglés se conoce como customer service). Vamos a desglosar estos dos factores.

La organización en la cadena de suministro (1)

 

Con “impacto sobre costos” nos referimos a que la clave es lograr un equilibrio entre demanda e inventario. Esto quiere decir que si hay más demanda que inventario (o al revés, más inventario que demanda) se producen grandes pérdidas de dinero. La respuesta a esto es el control dentro de cuatro áreas: la tecnología, el seguimiento, las relaciones con proveedores y la administración de pedidos. A excepción, quizás, de la tecnología, son soluciones que no cuestan demasiado dinero (¡aunque sí llevan su tiempo!).

 

Con “impacto en la experiencia del cliente”, queremos decir que es importante manejar de forma eficaz la cadena de suministro para asegurarse de tener un inventario disponible de forma inmediata. ¿Qué impacto tiene esto? No solo le dará una mayor reputación a tu empresa y te dará más ganancias; también incrementará las ventas de forma concreta. 

Realiza un seguimiento eficaz de los productos para administrar la cadena de suministro1

 

Si bien ambos–el cambio en los costos y en la experiencia del cliente–pueden medirse con estadística y cuentas, no es necesario tener más que el uso de datos obtenidos a través de tecnologías para el control de inventario. Te daremos estos cuatro métodos sencillos para mejorar tu inventario, que puedes aplicar en cualquier momento, más allá de cual sea el tamaño de tu empresa.

 

1. Mejora tus relaciones con proveedores

Si la logística (y sobre todo la administración de la cadena de suministro) depende del stock de productos en un momento dado y según la demanda de los clientes, los proveedores son una parte fundamental de la cadena: sin ellos, no tendríamos productos. Parece una obviedad, pero las ventajas por sobre la competencia y la disponibilidad o stock se garantizan a través de buenos proveedores, proveedores de confianza. 


Tal como ha relevado la revista Forbes desde la consultora Deloitte, una buena relación con proveedores desde los ejecutivos de una empresa tiene que ser el foco principal en logística. Esto te permitirá enfocarte en darle un mejor servicio a tus clientes, al interior de tu empresa. Una buena comunicación empieza con expresar tus preocupaciones abiertamente. Desde ahí, puedes dar un primer paso. Es importante saber que un 57% de los empresarios en un estudio remarcaron que podrían lograr este tipo de mejoras en un lapso de 5 a 15 días.

 

2. Lograr orden y seguimiento a través de la tecnología

En primer lugar, el uso de datos para manejo del inventario ha sido una de las tendencias del 2020 en adelante. Los datos permiten controlar el inventario y saber qué falta en el stock, el servicio o la cadena de suministro. Con la planificación a través de sistemas de manejo de inventario podrás, además, prevenir inconvenientes, tanto al nivel de los costos como del inventario según la demanda.

 

En segundo lugar, la información en tiempo real ayuda muchísimo a saber lo siguiente: dónde están almacenados los productos; cómo se comportan los consumidores; información sobre contingencias en el transporte como el tráfico y el clima; hacer una comparación de mejoras y falencias a lo largo del tiempo de desarrollo de tu negocio.

Mejora tu inventario con el uso de tecnología y datos (1)


3. Administración de pedidos: no siempre más es mejor

Si bien tener lo que se llama safety stock (productos reservados ante un aumento inesperado en la demanda) es muy necesario, no siempre es la mejor forma de administrar en logística. La administración reduce las incertidumbres en la cadena de suministro, en cualquier momento del proceso. 


Esta es la parte de tecnología que no requiere mayores inversiones: alcanza con tener una base de datos manual en cualquier software de hoja de cálculo (para el control del inventario, principalmente). 


4. Seguimiento de productos: clientes contentos

La experiencia del cliente implica que tu empresa tenga una conciencia clara de qué quieren los clientes–y cuándo lo quieren. Esto aplica no solo para tipos de productos, sino para modos de envío y atención personalizada. Las empresas deberían alentar a sus clientes a comprar “en pequeño” y no en grande, para evitar sobrecargas en el inventario. Además, la satisfacción del cliente se vincula directamente con tecnologías de seguimiento, optimización de transporte, y los chats o bots de comunicación (o el uso activo, por parte de tu empresa, de redes sociales).


 

Conclusión: ¡la organización da resultado!

 

Las empresas de logística con reconocimiento y trayectoria, como el caso de DHL, ofrecen servicios de vinculación con proveedores que permiten automatizar procesos de envío y seguimiento de productos. ¿Cuál es el beneficio específico? Ya que la empresa de logística externa se encarga de la comunicación entre los proveedores y tu empresa, dándole mayor visibilidad a todo el proceso, no hace falta tener un stock de emergencia de un producto dado.

 

Por ejemplo, DHL ofrece un servicio de solución de almacenamiento y depósito. Esta es una solución de almacenamiento que garantiza la seguridad (es decir, la calidad) de tus productos. Además de mejorar la organización de la cadena de suministro, se mejora la gestión de entregas y devoluciones. Empieza ahora: el impacto será increíble.

 

 

Topics: Logistica

Compártelo en tus redes: