<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-NDTDNH6" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">
El embalaje ecológico se relaciona con todas las etapas de la cadena de suministro. Utilizando la economía circular, que se basa en el reciclaje y la reutilización de materiales, puedes ahorrar costos, mejorar la imagen de tu negocio, y predecir la demanda. En este blog, te mostraremos cómo implementar el embalaje sustentable, los tipos de materiales que puedes utilizar y todos los beneficios que trae.


Hacer el cambio: Logística verde y embalaje

Dentro de la logística verde, el embalaje es uno de los elementos fundamentales que te llevará a aplicar la economía circular a la cadena de suministro. La economía circular se enfoca en la reducción de residuos y en utilizar los recursos de la forma más eficiente posible. Los negocios están buscando nuevas formas sustentables para operar dentro del mercado, no solo porque mejoran la imagen de una marca, sino también porque reduce los gastos dentro de la cadena de suministro.

 

Así, en la economía circular, hay elementos dentro de la cadena de suministro, como el embalaje, que son reutilizados y reciclados todas las veces que sea posible, mientras conserven la vida útil de sus materiales. ¿Qué rol juega el embalaje en la cadena de suministro, y por qué es tan importante dentro de la economía circular? 

 

El embalaje es mucho más que una caja de cartón: implica el manejo correcto de productos, el almacenamiento efectivo de productos y el transporte adecuado de la mercadería. ¿Sabías que en varios países el packaging conforma un 15% y hasta un 20% de los residuos totales? Ahora que sabemos lo importante que es el embalaje reutilizable, podemos comenzar a ver sus beneficios.

Logística verde (1)

¿Por qué el embalaje verde es bueno para tus negocios?

1. Es una tendencia en las operaciones logísticas

 

Por un lado, el embalaje verde va en la línea de las tendencias y valores de los consumidores. Hoy en día hay “consumidores verdes” que exigen buenas prácticas de logística ecológica. Frente a las preocupaciones por la contaminación ambiental y las emisiones de carbono, la logística verde le da a las empresas una ventaja competitiva: hace a la lealtad de los clientes y, además, a una ventaja por sobre la competencia.

 

2. Ahorra costos y aumenta ganancias

En estas situaciones, la economía de recuperar materiales para reciclar es muy eficiente. Los beneficios son claros: primero porque reducen los tamaños de los paquetes a embalar y, por otro lado, porque los paquetes también son más livianos y fáciles de transportar. El transporte verde es otra tendencia en la que las empresas se están enfocando mucho.

 

La logística verde y el embalaje reutilizable ayudan a mantener tus negocios activos, pues permiten predecir los materiales que vas a necesitar pedirles a proveedores que trabajen con productos sustentables.


Cómo lograrlo: buenas prácticas ecológicas de embalaje

 

La consultora McKinsey ha publicado dos investigaciones importantes que demuestran, en base a los resultados económicos, cuáles son las buenas prácticas ecológicas de embalaje. Puedes implementar cambios rápidos y a corto plazo: desde un embalaje con cajas más pequeñas, la identificación de materiales utilizados en el embalaje, y mantener relaciones con centros de reciclaje locales. Hay otras opciones para el mediano plazo:


🔴Introduce embalaje reutilizado: Esto quiere decir que puedes implementar materiales ya reciclados (que son parte de la economía circular), como el papel o el cartón.

🔴Utiliza materiales en crudo o compostables: Los materiales en crudo o compostables se degradan a corto plazo. Si bien son un desafío para la industria, se espera un desarrollo rápido a futuro.

🔴Utiliza paletas de madera o de plástico de baja densidad: Los materiales de baja densidad como la madera o el plástico de baja densidad (similar al telgopor) reducen drásticamente el peso del embalaje y facilitan el transporte–además de hacerlo más seguro.

A largo plazo, es necesario un cambio en el sistema (que sea más global y afecte a todas tus operaciones dentro de la cadena de suministro), así como involucrarse con investigaciones científicas recientes que estén desarrollando nuevos materiales.

Embalaje sustentable para un almacenamiento sostenible (1)

 

Tres tipos de embalaje: reducción, reutilización, reciclaje

 

Como dijimos, hay tipos de embalaje que traen distintos beneficios para el medioambiente. No todos los tipos de embalaje son iguales: tienes que saber cuál es el adecuado para tu negocio. Por ejemplo, Global Trade Mag explica que las prácticas verdes de embalaje se pueden utilizar dentro de distintas etapas: el packaging primario (que “toca” al producto, o entra en contacto directo, como en la primera etapa de embalaje); el packaging secundario (o externo); y el terciario o de transporte. Estos son los tres tipos de embalaje para las tres etapas:

 

1. Embalaje biológico (bio-based packaging): Todavía está en pleno desarrollo; se trata del uso de materiales extraídos de la naturaleza, como la caña de azúcar. Sin embargo, no es muy popular en la industria, pues los países priorizan la agricultura por sobre la manufactura.

 

2. Embalaje de plástico reciclado: Se están empezando a manufacturar en varios países. Los plásticos biodegradables actuales no pueden reciclarse.

 

3. Embalaje de cartón: Quizás sea el más conocido dentro de la industria por su uso de larga data. El cartón corrugado y el papel son los principales materiales de este tipo de embalaje. Si bien son de los materiales más sustentables, no pueden usarse para cualquier clase de producto (por ejemplo, mercadería frágil).

 

Economía circular a partir del embalaje ecológico (1)

 

Conclusión: Cambios graduales, resultados rápidos

 

La innovación en el embalaje es una verdadera oportunidad si se implementan cambios a corto, medio y largo plazo. En otras palabras, siempre son graduales, e incrementan a medida que se van cumpliendo objetivos. Para esto, es clave tener un plan de acción claro y un análisis de cómo funciona (y podría funcionar a futuro) la cadena de suministro. ¿Qué tipos de productos tienes? ¿Qué necesidades debes cumplir según las demandas de los consumidores? 

 

Las relaciones humanas son claves: desde los proveedores, hasta las empresas de logística, llegando finalmente a los consumidores. En DHL, no solo nos preocupamos por las operaciones; entendemos la responsabilidad que tenemos con el medioambiente, y hemos innovado e investigado las mejores prácticas en todos los frentes. 

 

Calculamos de antemano el impacto de nuestras acciones, compensamos por las emisiones que generamos y optimizamos la huella medioambiental por medio de transportes y combustibles alternativos. Puedes leer más acerca de nuestras acciones en nuestro blog.

 

 

Topics: Tendencias de la Industria, Logística, Tips para emprendedores, featured

Compártelo en tus redes: