<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-NDTDNH6" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">
Alrededor de muchas cadenas de suministro, la logística es un elemento esencial. Es decir, es la pieza central que hace mover toda la maquinaria para que los diferentes procesos productivos puedan consolidarse. Conocer cuándo llegarán los productos o evitar costos innecesarios multiplica los efectos sobre la cadena de valor dentro de la competencia.


Del mismo modo, un cliente se verá afectado cuando no reciba sus productos en tiempo y forma, por lo que procurará tener las mayores certezas sobre las garantías de su proveedor de industria logística. Sin embargo, esta industria es dinámica y cambiante. Debe adaptarse a cambios constantes para responder a la demanda y sobrevivir en el mercado. La globalización, el crecimiento de la población y la exigencia de los consumidores plantean la necesidad de que la cadena de suministro sea más flexible para enfrentar los retos del futuro.

La logística multiplica los efectos en una cadena de suministro. (1)

 

Principales escenarios y desafíos de la logística

A partir del análisis de datos e informes del sector, algunos expertos en logística crean diferentes escenarios, de modo de conocer algunas predicciones para las próximas décadas. En todos los casos, la flexibilidad es la bisagra que puede mantener a las empresas a flote en un mundo volátil pero generoso en innovaciones tecnológicas para llevar adelante los cambios más asombrosos.

  • 1.  El rol de la tecnología

     

La inteligencia artificial, el Internet de las cosas o el Big Data son conceptos cada vez más familiarizados con la logística y el transporte. Se trata de las iniciativas más importantes que prometen eficiencia en la cadena de suministro, para lograr que esta sea autónoma y segura. Las tecnologías apuntan a mejorar la trazabilidad y la seguridad, optimizar los recursos, reducir los costos y satisfacer a los clientes.

 

Hoy en día, las empresas de vanguardia integran algoritmos de inteligencia artificial para que sus sistemas aprendan sobre la marcha y respondan a la demanda con mayor acierto. De este modo, implementan el aprendizaje automático para canalizar enormes cantidades de datos que pueden ayudar a identificar tendencias y patrones.

  • 2. Talento humano

    El mundo de la tecnología avanza a pasos agigantados. Al mismo tiempo, se incrementa la necesidad de contar con talento especializado para sacar provecho de las tendencias y los recursos tecnológicos que están a la orden del día. Sin embargo, si no se cuenta con el personal adecuado, esta inversión en innovación tecnológica quedará desperdiciada.

La búsqueda de talento y manos expertas será clave para el crecimiento y la evolución de las empresas de la industria logística. La gestión de los datos hará una diferencia para las empresas que intentan sobrevivir en un mundo de constantes cambios, en que el ritmo está impuesto por los avances tecnológicos.

 

3. Sustentabilidad antes que crecimiento

 

El cambio climático y los problemas medioambientales ya no dejan ajenas a las empresas. La sustentabilidad es un objetivo asociado a las cadenas de suministro en un mundo cada vez más desgarrado en cuestiones ecológicas. La economía y los costos del transporte ponen de relieve la necesidad de revisar políticas de manufactura para llevar la producción más cerca de los consumidores.

 

Por otro lado, cada vez con más urgencia los clientes prefieren productos fabricados y adquiridos con un trasfondo ético, minimizando el impacto social, económico y ambiental de las empresas en la sociedad. La logística del futuro desarrollará un papel fundamental en los efectos sobre la responsabilidad y el cuidado ambiental.

Sustentabilidad en la cadena de suministro (1)

 

4. Infraestructura del transporte

Hay tendencias en logística que se van consolidando, tal como sucede con el impulso de la automatización de los mercados o los almacenes inteligentes. En el caso de la movilidad, los avances científicos prometen cambios y proyectan objetivos ecológicos. Este eje tiene su trasfondo en la economía de combustible, por lo que la electrificación de los vehículos es la gran meta para reducir las emisiones de carbono.

En la década presente, los vehículos eléctricos son la promesa del futuro para transformar el ecosistema de la logística, pero aún dependen de más acopio de investigación. La conducción automatizada también es un escenario con probabilidades de impacto, pero por el momento solo se aplica en cierta operatoria dentro de depósitos y almacenes, donde los montacargas autónomos aportan su capacidad para procesar los pedidos.

La logística del futuro plantea que se revise el marco regulatorio. (1)

 

5. Nuevas demandas de los clientes

 

El avance tecnológico es un claro registro de las posibilidades que tienen los consumidores de conseguir productos de cualquier lugar del mundo. La pandemia aceleró los procesos digitales para muchas compañías y provocó cambios en los hábitos de consumo. De este modo, la inmediatez pasó a ser una exigencia, cuyo efecto se traslada a la experiencia del cliente. Las soluciones tecnológicas abren un abanico de nuevos servicios, reducción de costos y tiempos de traslado que se transforman en nuevas demandas.

Con este efecto que provoca la inmediatez en la satisfacción, los clientes querrán rastrear la paquetería y conocer el estado de los envíos en tiempo real. Para esto, elegir las plataformas adecuadas o los aliados estratégicos será un desafío para las empresas que deban compartir esta información.

 

6. El reto regulatorio

En el Boletín FAL para CEPAL sobre la revolución industrial 4.0 en las cadenas productivas, se analizan las oportunidades y los desafíos que se plantean a partir de la logística 4.0. El informe menciona que este advenimiento “representa un enorme reto regulatorio para los gobiernos de la región debido a los efectos disruptivos que puede tener en la competitividad y productividad de la economía”.

Surge la necesidad de entender la flexibilidad como un elemento emergente en el marco regulatorio, que sea capaz de construir una red adecuada al ecosistema tecnológico, dada la heterogeneidad latinoamericana y la importancia del comercio interregional. En el futuro, todas las industrias tenderán lazos con la tecnología de avanzada.


  • ¿Cuáles son las predicciones?

La identificación de estos posibles escenarios y retos para el futuro hace que podamos estar abiertos a modificar las hipótesis, mejorar las previsiones y tener una visión a largo plazo.

Entre los retos, resumimos la automatización de los procesos, la experiencia del cliente, la movilidad urbana o la importancia del desarrollo sostenible como algunos ejes esenciales en la demanda. También es cierto que las predicciones pueden generar más ruido que fiabilidad, lo que tiende a sacrificar tiempo y esfuerzo. Algunas claves finales:


🔴La flexibilidad y la inspiración de las empresas son los ingredientes para aprovechar las oportunidades que ayuden a marcar el ritmo a largo plazo y favorezcan la logística colaborativa para el desarrollo de las industrias.

🔴Los algoritmos de aprendizaje automático y las tecnologías de navegación autónoma giran en torno de los modelos más deseables para la industria logística, con el plus de asumir la economía circular en el mercado de consumo.

🔴El rol de la sustentabilidad es fundamental como objetivo para las próximas décadas. La logística desempeñará un rol decisivo en las ciudades verdes y se concentrará en actores fuertes que puedan obtener licencias ambientales.



Visita DHL Bootcamp para conocer cómo podemos acompañarte en un mundo cada vez más desafiante y ayudarte a ganar en colaboración internacional para sostener tu crecimiento.

Topics: Logistica

Compártelo en tus redes: